Carta del director 2

“Los datos son el arma del futuro, quien controla la información controla el mundo, si no nos defendemos todos nuestros datos caerán en las manos equivocadas”

El código de la discordia, Netflix 2022

Los datos, quién es ese pequeño bribón?

De alguna manera todos, tarde o temprano todos hemos conocido al dato, aunque siempre ha estado a nuestro lado apenas le ponemos atención hasta que lo necesitamos.

Hoy, la atención mundial está en ese dato, ¿pero qué un dato no es sólo eso, un dato? entonces porque ese dato es tan importante?. Pues porque vivimos la era de la computación, la era del Internet, la era de la inteligencia artificial y pronto la era de la computación cuántica y todas necesitan de lo mismo; datos.

Se dice que los datos son el petróleo del futuro, y no lo dicen sólo por decirlo, durante los últimos 70 años que se inventaron las primeras computadoras, nos hemos dad cuenta; un ejemplo rápido: cuál es el número de emergencia? ahorita no importa en realidad, pero en medio de una crisis es un dato que vale mucho

Pero si durante los últimos 30 años empresas de todo tamaño se han encargado de alimentar sus sistemas con datos, a poco eso es el petróleo del siglo XXI? y porque no se ha reflejado el beneficio?

Bueno, sí se ha reflejado, en general las empresas son más eficientes, más productivas y más operativas que antes, pero en realidad no es ahí dónde están la mayoría de los datos, sino en todos los documentos de word, de excel, powerpoint, PDF’s, imágenes, videos, grabaciones de voz y toda, toda la información que la empresa ha acumulado durante muchos años.

Pero cómo convertir esos datos en el petróleo del siglo XXI?

En palabras de Rogelio Joel Bautizta, “si no comprendes primero lo que estás buscando vas a comprar cualquier cosa”; y eso aplica para todo, incluidos los datos. Cómo puedes saber qué tipo de software y hardware necesitas para explotar la información si no comprendes lo que tienes?

El primer paso

Sin lugar a dudas tiene que ser poner toda la información en un sólo lugar; se puede contratar un almacenamiento masivo y de ahí comenzar.

Bueno si, pero no tan rápido; primero se tiene que decidir cuánta información se tiene que almacenar, consideremos que los usuarios al día de hoy deben generar en información si es archivos de oficina unos 100Gb en 10 años, eso quiere decir 10Gb por año. Pero si se dedica al diseño, es posible que sea más, si se dedica a la arquitectura, medios digitales, ingeniería, pues cada cosa tiene su especialidad y magnitud, pero para no quedar sobrados, consideremos entre 500Gb y 1000Gb por usuario.

Después viene la pregunta, y cómo la explotaremos? Porqué esta pregunta es tan adelantada? pues porque mover muchos datos no es una cuestión menor, entonces desde ahora se tiene que planear de acuerdo al giro de la empresa, el software y las máquinas que habrán de explotar la información, al menos en los primeros meses.

Aquí es muy importante considerar que los servicios comunes que permiten almacenamiento masivo incluido Google, no permiten conectar servicios de terceros para hacer análisis de datos, por lo que se tendría que adquirir a él mismo a sus precios; que difícilmente a una empresa mediana, le van a hacer caso; y mucho menos a una Pyme. Pero hay opciones Lo más importante es saber que nuestros datos sean confidenciales, privados y que tendremos acceso a ellos como lo requeriremos.

Las ventajas de utilizar un servicio de almacenamiento privado son las siguientes:

  • La sincronización. Se tiene que instalar un pequeño programa en el equipo de cada usuario, también en la tablet y en el smartphone si es del negocio y configurar con las credenciales, A partir de ese momento y durante varios días la información se irá transfiriendo hacia el servidor comúnmente llamado nube
  • Flujos de trabajo: además del almacenamiento, es posible diseñar operaciones con flujos de trabajo que permitan gestionar el proceso en empresas documentales, aquellas que requieren documentación para muchas cosas, como por ejemplo las inmobiliarias, los arquitectos, los diseñadores y cualquiera que necesite en algún momento compartir su información.
  • Colaboración, A mi en lo particular una de las cosas que más me gustan, es que me es posible compartir documentos enormes vía correo con un sólo clic, que genera un link de manera automática y eso es lo que viaja, no un monstruo de 10Mb que puede atascar más de un buzón.
  • Protección y seguridad. No sólo eso, también protege contra el ramsomware que es uno de los mayores peligros que enfrentan las organizaciones; y ahorita están atacando gobiernos y empresas enormes, pero sus técnicas de ingeniería social están comenzando a caer en todo tipo de organización. Aquí un artículo y recursos para saber más

Ya los siguientes pasos, dependerán de la organización, giro, necesidades y objetivos; no hay que perder de vista que su enfoque debe ser estratégico para que realmente funcione.

Registrate para conocer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.